¿Acidez o Agruras?

Si después de alimentarse o al estar acostado usted presenta frecuentemente ardor en la boca del estómago y en la parte central del pecho, es probable que padezca de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

¿Cuándo se presenta la ERGE?

Los alimentos que masticamos y tragamos se transportan por el esófago en dirección al estómago. En la unión de estos dos órganos existe una “válvula” llamada esfínter esofágico inferior que impide que los alimentos y las secreciones que se encuentran en el estómago regresen o refluyan hacia el esófago.

La ERGE se presenta cuando por diversas razones dicha válvula no funciona correctamente y el contenido ácido del estómago regresa al esófago, el cual, al no estar preparado para soportar tal acidez, presenta inflamación y molestias.

Síntomas más frecuentes

  • Ardor en la boca del estómago y parte central del pecho
  • Agruras (líquido amargo que llega hasta la faringe o boca)
  • Sensación de llenura
  • Eructos frecuentes
  • Ronquera al despertar
  • Ardor en la garganta
  • Tos nocturna
  • Insomnio

Evaluación

  • Clínica: La intensidad y frecuencia de los síntomas de reflujo son valorados por un médico gastroenterólogo, quien le indicará si es necesario realizar estudios complementarios.
  • Radiología: Mediante la toma de radiografías se puede diagnosticar reflujo, hernia hiatal y algunas complicaciones.
  • Endoscopia: Se examinan faringe, laringe, esófago, estómago y duodeno a través de un endoscopio que permite la observación, toma de video y muestras de los sitios inflamados, así como la valoración de las complicaciones.
  • Manometría y Ph-metría de esófago: Estos estudios demuestran la presión que ejerce el esfínter esofágico inferior y el número y duración de los reflujos durante 24 horas.

Tratamientos

Los resultados de los estudios permitirán decidir el mejor tratamiento para usted, de acuerdo a la gravedad de su padecimiento y el tiempo de evolución. Los tratamientos pueden ser:

Médico. La ERGE puede ser controlada en muchos casos mediante el uso de fármacos que disminuyen el ácido gástrico y mejoran la movilidad del esófago y estómago, además de realizar modificaciones en el estilo de vida y alimentación.

Quirúrgico. Se realiza por laparoscopia y brinda una solución definitiva para aquellos pacientes en los que el tratamiento médico no produce mejorías o presentan complicaciones y síntomas recurrentes.

Endosópico por radiofrecuencia (RF). Esta alternativa se ofrece a los pacientes con enfermedad crónica, que aunque no presentan complicaciones, requieren medicamentos en forma constante. Se aplica RF en la unión del esófago y estómago para aumentar el espesor y presión del área del esfínter.