Tratamiento de los efectos del alcoholismo en el hígado

El tratamiento de la enfermedad hepática alcohólica es la abstinencia completa y definitiva del alcohol. El beneficio de dejar de beber es evidente incluso en los pacientes que tienen enfermedad hepática avanzada (cirrosis).

Hígado graso (esteatosis hepática) alcohólico

Los pacientes con esteatosis hepática alcohólica pueden progresar hacia grados más importantes de fibrosis y cirrosis, por lo que se aplica en su tratamiento la abstinencia permanente del consumo de alcohol.

Cirrosis

El tratamiento de la cirrosis hepática por alcohol incluye la prevención y el manejo de cada una de las complicaciones específicas de la cirrosis, en forma similar a la cirrosis de cualquier otra causa.

El trasplante hepático es una opción de tratamiento en aquellos individuos que han dejado de beber.

El uso de colchicina, que puede disminuir la fibrosis o cicatrización, puede ser una opción, ya que es bastante bien tolerada.

Hepatitis alcohólica

En la hepatitis alcohólica es fundamental determinar la gravedad del episodio para decidir la terapia. La gravedad se determina habitualmente mediante una fórmula conocida como la función discriminante o puntaje de Maddrey:

Función discriminante = [4,6 x (tiempo protrombina – control protrombina)] + bilirrubina

(El tiempo de protrombina medido en segundos y la bilirrubina en mg/dL)

Una función discriminante mayor a 32 se asocia a alta mortalidad a 30 días (35% sin encefalopatía, y 45% en los pacientes con encefalopatía). Este punto de corte de puntaje mayor a 32 se utiliza habitualmente para decidir el uso de terapia con corticoides.

Recientemente se ha demostrado que la aplicación del MELD (Modelo para evaluación de enfermedades hepáticas en estadio terminal) en pacientes con hepatitis alcohólica tiene un valor pronóstico comparable al puntaje de Maddrey. Un puntaje de MELD de 11 es equivalente a un puntaje de Maddrey de 32.

Las medidas de tratamiento de la hepatitis alcohólica incluyen:

  1. Soporte general
    El paciente con hepatitis alcohólica frecuentemente ha bebido en exceso los días a semanas previas, por lo que al ingresar al hospital se debe prevenir y diagnosticar precozmente el síndrome de privación alcohólico, habitualmente con uso de benzodiazepinas. Se debe aportar vitamina K, complejo vitamínico B y folato, minerales (magnesio y fósforo) e hidratación.
  2. Corticoides
    El tratamiento con corticoides es el más aceptado para la hepatitis alcohólica grave (puntaje de Maddrey mayor a 32, MELD mayor a 11 ó presencia de encefalopatía), a pesar de que aún existe cierta controversia sobre su beneficio. El corticoide de elección es la prednisolona en dosis de 40 mg/d por 4 semanas, seguido por suspensión gradual. Una disminución de los niveles de bilirrubina sérica a la semana de tratamiento es un indicador de respuesta al tratamiento.

Los comentarios aquí expresados se ofrecen con la voluntad de informar. No representan una consulta médica, pues no hay expendiente, exploración física, etc. Tratamos de responder a todas sus dudas pero no siempre es posible hacerlo inmediatamente.

Para poder ofrecerle una mejor opinión, por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA, así como el tiempo de evolución de su padecimiento.

SI SU CASO ES URGENTE, CONSULTE INMEDIATAMENTE A SU MÉDICO.

Si Ud. vive cerca de Monterrey, solicite una consulta con nosotros al (81) 8348-1510.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA. En el caso de padecimientos, incluya también el tiempo de evolución del mismo.