Gas digestivo (eructos y flatulencia)

Introducción

El gas digestivo expresado por eructos, ruidos intestinales y expulsión rectal o flatulencia se manifiesta en todas las personas normalmente. Tanto los eructos como la flatulencia pueden causar vergüenza y mucha gente cree que expulsa gas con demasiada frecuencia y cantidad excesiva; sin embargo, es raro que una persona expulse demasiado gas. Tanto el gas de los eructos, como una parte considerable de los flatos, proviene del aire tragado durante los alimentos líquidos, sólidos y bebidas gaseosas (refrescos y cerveza).

¿De dónde proviene el gas digestivo?

El gas eructado proviene del aire tragado (aerofagia) durante los alimentos, comer a prisa, masticar chicle, chupar caramelos y beber líquidos abundantes y gaseosos (carbonatados). El gas intestinal produce ruidos y es expulsado por el recto como flatulencias, éste proviene de la descomposición de ciertos alimentos por las bacterias del intestino delgado y colon.

La mayoría de la personas produce 1 a 3 litros de gas al día y el número de flatos normal promedio es de 14 a 24 diarios. La mayoría del gas de los flatos es inodoro, compuesto por dióxido de carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y, en ocasiones, metano. Los gases que contienen azufre son los que producen el olor desagradable de la flatulencia.

¿Por qué se presentan los eructos y flatulencia en exceso?

La aerofagia (deglutir aire) es un fenómeno común. Sin embargo, se aumenta mucho por comer o beber rápidamente, masticar chicle, usar dentaduras postizas mal ajustadas y fumar, que ocasiona el tragar saliva con aire excesivo. Los eructos expulsan la mayor parte del aire deglutido. El gas que no es eructado pasa al intestino delgado, produce ruidos intestinales audibles y pasa después al colon para ser expulsado como flatulencias. Las personas muy ansiosas que tienen secundariamente la boca seca, tragan inconscientemente mucho aire que después se manifiesta como eructos y flatulencia. En estos casos, los pacientes se asombran de la magnitud de los eructos y la flatulencia y creen que su aparato digestivo produce mucho gas, lo cual es falso.

Los pacientes operados de reflujo gastroesofágico (cirugía antirreflujo) casi no presentan eructos gástricos y pueden presentar transitoriamente, durante los primeros 2 meses después de la cirugía, eructos pequeños, de origen esofágico, de aire tragado que permanece en el esófago. También por el hecho de no eructar el aire que llega al estómago, este aire transita por el intestino delgado y colon produciendo aumento considerable de flatulencia inodora.

Es conocido que algunos alimentos que contienen ciertos carbohidratos producen gas intestinal. Las grasas y las proteínas produce poco gas. Los alimentos que producen más gas son los siguientes:

  • Lactosa: Este azúcar se encuentra en la leche y productos lácteos,  y en alimentos procesados como el pan, el cereal y los aderezos de las ensaladas. La producción de gas, expresada por flatulencia, cólicos y diarreas, es exagerada en las personas con deficiencia de lactasa intestinal
  • Sorbitol: Este azúcar se encuentra en frutas como la manzana, peras, duraznos y ciruelas pasas. Se utiliza como edulcorante artificial de comidas dietéticas, chicles y dulces.
  • Rafinosa: Es una azúcar complejo contenido en los frijoles, coles de Bruselas, repollo, brócoli, espárragos, otros vegetales y en granos enteros.
  • Fructosa: Se encuentra en la cebollas, peras, alcachofas, trigo y se utiliza como edulcorante de bebidas no alcohólicas y de fruta.
  • Almidones: La mayoría proviene de las papas, maíz, fideos y trigo. El arroz es el único almidón que no causa gas.
  • Fibra soluble: Se encuentra en el salvado de la avena, los frijoles y la mayoría de las frutas.
  • Fibra insoluble: Se encuentra en el salvado de trigo y algunos vegetales, los cuales pasan sin cambios esenciales a través de los intestinos y producen poco gas.

Recomendaciones

La cantidad de gas producida por ciertos alimentos varía de una persona a otra. Lo normal es comer todo tipo de alimentos y aceptar que la presencia de gas intestinal expresado por flatulencia en normal. Solo si la cantidad de flatulencia es exagerada e incomoda socialmente, se puede llevar un diario donde se escriba qué alimentos se ingieren y cuáles son los efectos sobre la producción y expulsión de gas, para después comenzar a reducir las cantidades de los mismos y decidir cuáles pueden ser excluidos o solamente reducidos en su cantidad.

Es recomendable comer despacio, abstenerse de beber o reducir líquidos gaseosos, no masticar chicle, ni comer caramelos. Si usted fuma, reducir el número de cigarrillos o abandonar el hábito, ajustar bien la dentadura postiza. Por último, si usted padece de deficiencia de lactasa (intolerancia a la lactosa), ingiera productos lácteos deslactosados o tome sustitutos de lactasa en tabletas antes de consumir estos productos.

Los comentarios aquí expresados se ofrecen con la voluntad de informar. No representan una consulta médica, pues no hay expendiente, exploración física, etc. Tratamos de responder a todas sus dudas pero no siempre es posible hacerlo inmediatamente.

Para poder ofrecerle una mejor opinión, por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA, así como el tiempo de evolución de su padecimiento.

SI SU CASO ES URGENTE, CONSULTE INMEDIATAMENTE A SU MÉDICO.

Si Ud. vive cerca de Monterrey, solicite una consulta con nosotros al (81) 8348-1510.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA. En el caso de padecimientos, incluya también el tiempo de evolución del mismo.