La ingestión de bebidas alcohólicas en exceso produce complicaciones graves

Si se consume más alcohol del que el hígado puede metabolizar, se produce daño de las células hepáticas y se interfiere con los procesos metabólicos de las proteínas, grasas y carbohidratos.

Las principales enfermedades del hígado relacionadas con el consumo de alcohol son:

Hígado graso

La esteatosis hepática o hígado graso es la acumulación de grasa en las células hepáticas. Los principales síntomas del hígado graso son los siguientes:

  • Fatiga crónica
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen
  • Malestar general
  • Sensación de pesadez en el abdomen superior derecho después de las comidas
  • Muchos pacientes no presentan síntomas

Hepatitis alcohólica

Es la inflamación del hígado por ingerir bebidas alcohólicas en exceso. Los pacientes con este padecimiento presentan los síntomas siguientes:

  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal superior
  • Inflamación o distensión abdominal
  • Fiebre
  • Ictericia (tinte amarillento de la piel y de las conjuntivas oculares)

La hepatitis alcohólica puede persistir en forma leve por años y causar daño progresivo y gradual al hígado. El daño es reversible (recuperable a la normalidad) si se deja de beber. La hepatitis alcohólica leve puede evolucionar a grave bruscamente o a consecuencia de una borrachera prolongada y causar daño grave e irreversible.

Cirrosis alcohólica

Es la forma más grave de enfermedad hepática provocada por el alcoholismo. En la cirrosis, el tejido normal y sano del hígado es sustituido por tejido cicatrizal que bloquea el flujo de sangre e impide que el hígado lleve a cabo sus funciones metabólicas normalmente.

Los síntomas de la cirrosis en su forma más avanzada aparecen después de beber varios años en exceso, son muy graves y ponen en riesgo la vida; éstos son los  siguientes:

  • Acumulación de fluidos en el abdomen (ascitis)
  • Sangrado (hemorragia) de las venas del esófago y del fondo gástrico
  • Vasos sanguíneos en forma de araña en la piel (telangiectasias)
  • Cambios en las funciones mentales
  • Falla renal funcional grave (síndrome hepatorrenal)
  • Cáncer del hígado

Todos los bebedores crónicos desarrollan hígado graso, 35% desarrollan hepatitis alcohólica y entre 10 y 20% desarrollan cirrosis. El hígado graso y la hepatitis alcohólica pueden ser reversibles, a diferencia de la cirrosis hepática que es irreversible. Muchas personas evolucionan de hígado graso a hepatitis alcohólica y a cirrosis. Estas enfermedades asociadas al consumo crónico de alcohol son graves y pueden causar cáncer de hígado y muerte. Las mujeres son más propensas a tener daño hepático que los hombres.

Los comentarios aquí expresados se ofrecen con la voluntad de informar. No representan una consulta médica, pues no hay expendiente, exploración física, etc. Tratamos de responder a todas sus dudas pero no siempre es posible hacerlo inmediatamente.

Para poder ofrecerle una mejor opinión, por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA, así como el tiempo de evolución de su padecimiento.

SI SU CASO ES URGENTE, CONSULTE INMEDIATAMENTE A SU MÉDICO.

Si Ud. vive cerca de Monterrey, solicite una consulta con nosotros al (81) 8348-1510.

Comentarios (2)

2 Comments »

  1. Tengo 22 años, el hace tres dias tuve un cumpleaños en el cual bebi demasiado alcohol, el unico sintoma que tengo es dolor en la boca del estomago,o higado, no soy de beber mucho alcohl, solo los fin de semana.. que puedo hacer para que se me valla este malestar? estoy probando tomando buscapina. gracias!

    Escrito por Facundo — 23 septiembre, 2014 @ 13:38 Responder

    • Facundo:
      Tienes gastritis alcohólica por el exceso de ingestión de bebidas alcohólicas; además esto ocasiona hígado graso cuando la persona bebe varias veces por semana a lo largo de los años.
      La recomendación es beber menor cantidad y no tan frecuentemente. Por el momento toma melox 2 cucharadas soperas 1 hora después de los alimentos por 7 días.
      Saludos

      Escrito por Dr. Fernando Peña Ancira — 23 septiembre, 2014 @ 18:16 Responder

Deja un comentario

Por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA. En el caso de padecimientos, incluya también el tiempo de evolución del mismo.