Evaluación de síntomas de ERGE: Atípicos

Sensación de globo en la garganta

Esta sensación de sentirse lleno o con algo atorado en la garganta puede ser intermitente o constante y disminuir con cada deglución. La causa más frecuente es la presencia de reflujo (ERGE) que se acompaña de irritación faríngea,  laríngea y aumento del tono del esfínter del esófago superior. Otras causas que pueden producir este síntoma son los divertículos del músculo cricofaríngeo (Zencker), redes, y trastornos de la motilidad como la acalasia o motilidad esofágica ineficaz.

Dolor precordial

El dolor precordial, similar al dolor precordial isquémico (falta de irrigación cardíaca), puede ser debido a lesiones de esófago. Esto se debe a una inervación sensitiva embriológica compartida. Debido a que este síntoma simula al dolor precordial isquémico, todas la evaluaciones deben primero descartar una causa de origen cardíaco. Al igual que el dolor precordial isquémico, puede aliviarse con nitroglicerina. En términos clásicos, el dolor precordial esofágico no es por esfuerzo, y puede ser espontáneo, posterior a ingerir alimentos u ocurrir por la noche, al estar acostado. Los síntomas pueden durar de minutos a horas. A menudo está asociado con otros síntomas esofágicos, como pirosis, regurgitación y disfagia. El dolor precordial no cardiogénico es generalmente secundario a un trastorno motor de esófago y a enfermedad por reflujo crónica severa.

Respiratorios

La aspiración de reflujo ácido continua, después de alimentos o al estar acostado, puede causar los síntomas siguientes:

  • Tos
  • Ronquera al despertar por la mañana o continua
  • Carraspeo de garganta
  • Dolor de oídos
  • Sensación de falta de aire después de alimentos y al acostarse (disnea subjetiva)
  • Bronquitis y neumonía por aspiración de contenidos gástricos
  • Episodios asmáticos nocturnos o posteriores a ingerir alimentos

Hipo

El hipo es la contracción involuntaria, aguda del diafragma con cierre de la glotis que produce un sonido característico. Entre las causas principales de hipo se reconocen al reflujo, uremia, obstrucción de esófago por acalasia o estrechez de otro tipo.

Odinofagia

La odinofagia es la sensación de dolor al deglutir (tragar) generalmente asociado a una lesión inflamatoria o tumoral de la faringe o esófago. Este síntoma puede desencadenarse con alimentos ácidos, condimentados, calientes o fríos. La odinofagia se asocia frecuentemente con esofagitis erosiva de cualquier causa como el reflujo, inducida por medicamentos, infecciosa (viral, hongo de cándida y  SIDA) y,  en pacientes bajo tratamiento de quimioterapia. Puede ser muy severa y el paciente deja de deglutir.

Disfagia

El síntoma de disfagia, descrito por los pacientes como deglución dificultosa, está fuertemente asociado con alteraciones del esófago. Los pacientes refieren que los alimentos se pegan o bajan muy despacio al pasar por el esófago después de la deglución y durante el transito del alimento a través del mismo (disfagia esofágica).

Las causas de disfagia se explican por lesiones de dos tipos: obstructiva y relacionada a motilidad esofágica anormal.

  • Si la disfagia se presenta con líquidos, sólidos o ambos, puede indicar un trastorno de motilidad. La disfagia solo a sólidos es usualmente obstructiva y por lo general progresiva (inflamatoria por reflujo o tumoral)
  • Si la disfagia es episódica a líquidos y sólidos puede indicar un trastorno de motilidad
  • Si la disfagia es intermitente a sólidos indica un anillo o red esofágica fija
  • Si la disfagia es progresiva de sólidos hasta líquidos indica una causa obstructiva (inflamatoria, tumoral o acalasia)
  • Si existe pirosis asociada, ésta puede indicar estenosis o estrechez por reflujo o escleroderma

Los estudios de radiología con trago de bario y endoscopía con toma de biopsias podrán diagnosticar la alteraciones de motilidad y obstructivas, respectivamente.

Disfagia orofaríngea

La disfagia orofaríngea es extremadamente común y la presentan el 30% de todos los pacientes con accidente vascular cerebral, enfermedad de Parkinson y Alzheimer. Hasta un 60% de los residentes de asilos de ancianos tienen dificultades para comer y manifestaciones de disfagia. Las consecuencias incluyen malnutrición, broncoaspiración, asfixia, neumonía y muerte. Por lo tanto, la disfagia de origen neurológico cursa con una elevada morbilidad, mortalidad y costo.

En la disfagia orofaríngea los pacientes tienen dificultad para iniciar la deglución y experimentan tos inmediata, asfixia, arqueadas y regurgitación nasal. Los síntomas orales incluyen babeo o derrame de alimentos, salivación excesiva (sailorrea) al intentar tragar, boca seca durante el día, dificultad para iniciar la deglución, disartria (dificultad para articular palabras) y deglución gradual. Los síntomas faríngeos pueden incluir sensación de bolo alimenticio atorado en cuello, regurgitacion nasal, deglución repetida para pasar los alimentos, tos, asfixia y disfonía. Otros síntomas incluyen odinofagia y garganta inflamada, disfagia y regurgitación de alimentos no frescos.

Las causas de disfagia orofaríngea son:

  • neuromusculares
  • estructurales
  • trastornos musculoesqueléticos
  • enfermedades de nervios craneales y misceláneas

Los estudios que permiten diagnosticar estas lesiones son radiológicos con trago de bario, endoscopia y biopsias, y manometría de la deglución y cuerpo del esófago.

La respuesta al tratamiento es variable e impredecible, y depende la la causa subyacente, severidad y naturaleza de la disfunción mecánica, disfunción cognitiva y pronóstico de la causa primaria. Por lo tanto, el tratamiento implica un enfoque multidisciplinario.

 

 

 

Los comentarios aquí expresados se ofrecen con la voluntad de informar. No representan una consulta médica, pues no hay expendiente, exploración física, etc. Tratamos de responder a todas sus dudas pero no siempre es posible hacerlo inmediatamente.

Para poder ofrecerle una mejor opinión, por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA, así como el tiempo de evolución de su padecimiento.

SI SU CASO ES URGENTE, CONSULTE INMEDIATAMENTE A SU MÉDICO.

Si Ud. vive cerca de Monterrey, solicite una consulta con nosotros al (81) 8348-1510.

Comentarios (4)

4 Comments »

  1. quisiera que me orienten sobre una evalucion de gastro

    Escrito por hans reyes venegas — 20 marzo, 2012 @ 16:33 Responder

    • Hans Reyes:
      Dentro de los síntomas de ERGE es conveniente considerar los extraesofágicos, que se consideran atípicos, como tos seca, carraspeo, disfonia (voz ronca) ardor de faringe, insomnio, nauseas y salivación exagerada que reducen mucho la calidad de vida.
      Estos síntomas generalmente reflejan que la ERGE es de larga evolución y no siempre responden adecuadamente al tratamiento con IBP (inhibidores de la bomba de protones). Es importante ser evaluado integralmente para definir la magnitud del reflujo y sus complicaciones, y así decidir sobre el mejor tratamiento médico o quirúrgico.

      Escrito por fpenaa — 23 marzo, 2012 @ 15:33 Responder

  2. Hola buen dia!! tengo hernia hiatal y un anillo cicatrizandose en el esofago me ahogo comiendo generalmente y ahora noté mis heces color negra, como remolacha sera esa la causa o es debido a mi enfermedad? -tengo 44 años- soy mujer- buenos aires argentina, me realizaron varias endoscopias estudios de toda indole y todavia sigo con esta dolencia tomo dos omeprazolpor dia de 20 mg. por la mañana y noche y levotiroxina ya que tengo tiroides Hipertiroidismo. Sin otro particular me despido muchas gracias karina

    Escrito por Karina Florentino — 2 octubre, 2014 @ 8:36 Responder

    • Karina:
      Los pacientes con hernia hiatal y reflujo crónico, pueden tener estrecheces o estenosis inflamatorias de esófago que ameritan de tratamiento médico antirreflujo, dilataciones periódicas de esófago, para rehabilitar la estenosis, y después cirugía antirreflujo para evitar la reaparición de las estenosis por reflujo crónico.
      Saludos

      Escrito por Dr. Fernando Peña Ancira — 2 octubre, 2014 @ 10:03 Responder

Responder a fpenaa

Por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA. En el caso de padecimientos, incluya también el tiempo de evolución del mismo.