Náuseas y vómitos en el embarazo

La presentación de náuseas, con o sin vómitos, al inicio del embarazo, es común con una frecuencia del  50 a 90% y, generalmente, es autolimitada.

Los vómitos habitualmente se asocian a otras alteraciones y se presentan en el 25 al 55% de los embarazos.

Los factores de riesgo para la presentación de náuseas son:

  • Embarazo en jóvenes
  • Obesidad
  • Primer embarazo
  • Tabaquismo

Las náuseas tienden a disminuir en los siguientes embarazos y su duración es más corta. Éstas se presentan generalmente en el 90% de los embarazos durante el primer trimestre. En la forma ligera se le conoce como malestar matutino del embarazo.

Causas

Las causas habituales de este malestar se atribuyen a varios factores, que son los siguientes:

  • Fluctuaciones hormonales
  • Alteraciones en la motilidad gastrointestinal
  • Factores psicosociales

La presentación de náuseas y vómitos en el segundo y tercer trimestre del embarazo justifica investigar otras causas:

  • Infección urinaria
  • Gastroenteritis
  • Úlcera péptica
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Litiasis vesicular
  • Pancreatitis
  • Insuficiencia suprarrenal
  • Apendicitis
  • Aumento de la presión intracraneal
  • En la fase final del  embarazo puede tratarse de hidramnios (aumento anoraml del líquido amniótico), preeclamsia e inicio del trabajo de parto

Tratamiento

En los casos de síntomas leves se recomienda:

  • Disminuir el tamaño de las raciones de alimento
  • Disminuir la ingestión de grasas e incrementar los carbohidratos (azúcares)

En los casos con síntomas más severos, la administración de medicamentos antieméticos (contra el vómito) pueden indicarse, como:

  • Meclizina (no tiene efectos secundarios en el feto, pero no es de uso rutinario en el embarazo)
  • Prometazina (no tiene efectos secundarios en el feto, pero no es de uso rutinario en el embarazo)
  • Metoclopramida (no tiene efectos secundarios en el feto, pero pasa la barrera placentaria y se excreta en la leche materna, y puede utilizarse intermitentemente)
  • Piridoxina (vitamina b-6) puede usarse en pacientes con náuseas y vómitos severos (no causa complicaciones en la madre, ni el el feto)
  • Procloroperazina, difenidramina y trinetobenzamida (no deben usarse en el embarazo por efectos dañinos en el feto)

Pronóstico

El pronóstico para la madre y el niño habitualmente es bueno.

Los comentarios aquí expresados se ofrecen con la voluntad de informar. No representan una consulta médica, pues no hay expendiente, exploración física, etc. Tratamos de responder a todas sus dudas pero no siempre es posible hacerlo inmediatamente.

Para poder ofrecerle una mejor opinión, por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA, así como el tiempo de evolución de su padecimiento.

SI SU CASO ES URGENTE, CONSULTE INMEDIATAMENTE A SU MÉDICO.

Si Ud. vive cerca de Monterrey, solicite una consulta con nosotros al (81) 8348-1510.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA. En el caso de padecimientos, incluya también el tiempo de evolución del mismo.