Tratamiento del síndrome de intestino irritable (SII) Parte 1

1. Fundamentos para el tratamiento de SII

Es frecuente encontrar pacientes con SII multitratados y sometidos a una gran cantidad de estudios de laboratorio y gabinete, así como múltiples opiniones al respecto  de su padecimiento. Al tratar a un paciente portador de esta condición, parte del objetivo es no ser un médico más en la lista, sino ser el que finalmente obtendrá todos los elementos para el mejor control del padecimiento.

Relación médico-paciente

Desde el inicio debe mostrarse interés para abordar la situación a fin de establecer una relación médico-paciente adecuada, la cual es el pilar fundamental del tratamiento. Debe aplicarse la acertada interpretación de los síntomas con base en una historia clínica y una exploración física completas en busca de datos de alarma y con apego a los criterios Roma III (criterios internacionales para el diagnóstico de SII). Dedicar un buen tiempo de la consulta para investigar las implicaciones que tienen los síntomas en relación con el estrés y factores desencadenantes de los mismos; tiempo para escuchar, entender e indagar sobre ellos. La responsabilidad en el manejo del paciente es compartida (médico-paciente), por lo que trabajar en equipo es fundamental.

Educación e información

Informar al paciente que el problema se basa en alteraciones del movimiento intestinal y que está influido por múltiples factores, seguramente por la experiencia ambiental en la que se ha desenvuelto y los factores agravantes o precipitantes. Es básico explicar la enfermedad e insistir en la atención particular que merecen los datos de alarma (anemia, pérdida de peso, edad mayor de 40 años, ataque al estado general y rectorragia). Señalar al paciente que no es necesaria la práctica de un gran número de exámenes de laboratorio y gabinente. Advertirle que la remisión de los síntomas y las recaídas forman parte de la naturaleza de la enfermedad. Hay que tranquilizarlo en cuanto al pronóstico y la evolución, dado que la enfermedad, si bien no tiene complicaciones ni pone en riesgo la vida, sí merma la calidad de la misma. Por ende, el objetivo será mantenerlo libre de síntomas el mayor tiempo posible. También hay que informarle que el tratamiento será a largo plazo, que las estrategias se trazarán una vez que se haya elaborado el diagnóstico y que el ajuste del tratamiento será dinámico de acuerdo con la evolución específica de la enfermedad (con base en el síntoma predominante, como dolor, distensión o alteración de los hábitos defecatorios), para lo cual existen múltiples opciones. Parte importante del tratamiento es responder todas la preguntas e inquietudes de los pacientes. En algunas ocasiones los pacientes pueden cursar con situaciones clínicas subyacentes, como enfermedades crónico-degenerativas, cirugías previas y tratamientos farmacológicos crónicos, lo cual influye en la incidencia, agravamiento y presentación de los síntomas.

 

Los comentarios aquí expresados se ofrecen con la voluntad de informar. No representan una consulta médica, pues no hay expendiente, exploración física, etc. Tratamos de responder a todas sus dudas pero no siempre es posible hacerlo inmediatamente.

Para poder ofrecerle una mejor opinión, por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA, así como el tiempo de evolución de su padecimiento.

SI SU CASO ES URGENTE, CONSULTE INMEDIATAMENTE A SU MÉDICO.

Si Ud. vive cerca de Monterrey, solicite una consulta con nosotros al (81) 8348-1510.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Por favor incluya su EDAD, GÉNERO Y LUGAR DE RESIDENCIA. En el caso de padecimientos, incluya también el tiempo de evolución del mismo.